Bases del Bacará

El Bacará es un juego de cartas único en el que no le dan una mano y ni se hacen movimientos en consecuencia, como se haría al jugar Blackjack o Póker. Se reparten 2 manos en cada ronda, pero en realidad no se le dan a usted o al crupier. Se llaman la mano del Punto, o Jugador, o del Banco, o Banquero; pero estos son sólo los nombres que se les dan. Usted le apuesta a la mano que va a ganar pero no las juega.

Antes de ver las cartas, hay que apostar si ganará la mano del Punto o si ganará la mano del Banco, o si las manos empatarán. Las manos tienen cada una 2 cartas, con las cartas reales y la A con un valor de 0 y todas las demás cartas con su valor nominal. Para determinar los totales de las manos, las cartas se suman y el valor de 10 unidades se deja caer. Eso significa, por ejemplo, que un 7 y un 4 le dan un total de Bacará de 1 y no de 11.

Si el total del Jugador está por debajo de 6, se reparte otra carta a la mano, y si está por encima de 7,  la mano se mantendrá. También hay situaciones en las que la mano del Banquero recibe una carta adicional, pero éstas son un poco más complejas. Le recordamos las reglas del juego en Cabaret Club, ¡así que no necesitará preocuparse por ellas en absoluto! Un  9 es el total más alto posible en el juego, y gana automáticamente.

Pagos de Bacará

Si apuesta correctamente en la mano de Punto o Banco, se le pagarán 1:1 o 1:1 menos el 5% de comisión, respectivamente. Al predecir un empate obtendrá una increíble devolución 8:1, pero el borde de la casa en este es igualmente grande y ocupa un 14.1 %. Si se siente especialmente afortunado, ¡esta es la opción de alto riesgo y de alta recompensa para usted!

A medida que juegue más y más, mejorará sus planes de apuestas, que es donde se encuentra toda la estrategia de Bacará y sabrá qué elegir. ¡Comience el proceso con unas cuantas rondas de Bacará ahora mismo!